lunes, 30 de abril de 2012

Ibiza ultra team. Sensaciones.

He aprendido varias cosas en la travesía Ibiza ultra team. La principal, es no faltar al respeto a ninguna distancia a cubrir. Y esta no es menos. Nadar 10km en aguas abiertas comienza a ser como algo habitual, habida cuenta que este fin de semana nadé mi cuarto diez mil (más concretamente, fueron 11,4km). Hay muchos condicionantes que valorar antes y durante la prueba, por lo que en esta, mi actitud fue la de verlas venir desde antes de saltar al agua. Había nadadores de toda españa, C.N Metropole, C.N Mataró, Club Natació Eivissa, C.N Mediterrani, etcétera, y lo eran no sólo en nombre y club, también lo eran en ese momento en el que miras a quienes van a nadar "contra" ti, y te dices a ti mismo que "estos tienen que tirar muy fuerte".

Los primeros metros de la salida los tomé con relativa calma, nadando más con la cabeza sobre el agua, que por debajo, con la intención de controlar un poco la formación de un grupo interesante al que unirse. Los primeros km son de búsqueda de sensación para así saber cómo afrontar los últimos km. Así lo hice hasta que, junto con Elisabet, comenzamos a nadar a nuestro ritmo, fuerte y constante y dosificado, teniendo al grupo de cabeza que constaba de unos siete integrantes, unos metros por delante.

Más adelante, Kiko Hervás hacía su entrenamiento particular.

Comencé a aprender entonces, que no puedo permitirme permanecer nadando en la misma formación una vez que, durante cuatro o cinco brazadas,  varias veces, mi compañero/a de travesía rociara mi boca con agua salada. No puedo empecinarme en seguir dando brazadas por no perder un segundo en prevenir. Sólo cuando comencé a notar que mi deshidratación se aceleraba, (pues notaba mi lengua como un filete de bacalao) aprendí que seguir así no era bueno, que debía de haberlo hecho antes, y me dejé caer y cambié de lado en la "formación". Comencé a notar muchísima sed, y temí por momentos venirme abajo por la deshidratación (estamos hablando de entre el km5 y el km7). Así pues, en el avituallamiento del km7 paré y "del tirón" me bebí 3 vasos llenos de isotónico y me comí tres trozos de platano y de golpe fui otra persona. Para bien. Y mejor que sucediera esto en mi cuerpo, pues fue a partir de ahí cuando el ritmo estable, constante, fuerte, pasó a ser un tanto agónico. Los cambios de ritmo comenzaron a sucederse, pues todos/a nos habiamos guardado un cartucho para el final. Había momentos en los que incluso me daba pena, pues la unión y compañerismo durante todos los km anteriores, parecían haber desaparecido. Hubo "ataques" por parte de todos/a y no deja de resultarme curioso controlar, así, con "el rabillo del ojo", a quien nada a tu lado o un poco detrás, hasta que comienzas a ver más espuma de lo habitual, y toca apretar mucho.

Así hasta la meta. Esa tónica, sin parar. Entramos a meta en fila, y una vez superada nos abrazamos, pues se hizo un muy buen trabajo y esa fue nuestra recompensa.

Nos hemos reencontrado grandes amigos, hemos reído y vivido mucho, y he conocido a personas muy importantes. Seguimos.

Pd: Independientemente de las sensaciones de carrera, el recorrido de la travesía es espectacular. Agua cristalina, fondos azules, limpios, praderas de Posidonia bailando a ritmo de la marea, peces, acantilados y sus torreones. Precioso. Pero, como crítica constructiva, no tan precioso es tener que parar para saber hacia donde ir, una y otra vez, y llegar a preguntarnos en mitad del agua, ¿pero, para donde es?. No es la primera travesía en la que en algún momento se tiene esa sensación y, es que pienso, que colocar boyas cada 500 metros, independientemente de los kayac, es demasiado alejado. Dependiendo de las condiciones marítimas, tener esa referencia es algo testimonial. Colgaré fotos.

Cuidaros y ser felices.



viernes, 13 de abril de 2012

Fathoms left to fall.


Buen surf en los confines del mundo. Preciosas imágenes en una edición de vídeo magistral. Preciosa canción de Ben Howard. Qué bien cuando se encuentran vídeos así. (a partir del minuto 03:10, es sublime).

Travesía vuelta a nado a Formentera Respiralia 2017

He conseguido plaza para la edición de este año. Quiero comenzar resaltando este hecho debido a que las 240 inscripciones se agotaron en ...