lunes, 24 de octubre de 2011

Desconexión y reencuentro.


En este entre tiempo me gusta retomar cosas que tenía totalmente apartadas cuando el deporte era dueño de mi vida. Películas, libros y hasta la video consola han vuelto a mi tiempo. Llevo algo más de dos semanas de parón "total", únicamente haciendo mantenimiento y de forma poco habitual. Como bien dije, me hacía falta una desconexión importante, pues mi nivel de estrés estaba siendo bastante alto durante el tramo final de esta larga temporada.

Me gusta leer durante épocas del año, no siempre, pues no soy un lector empedernido pese a que me guste bastante. Tampoco entiendo mucho de autores y grandes obras. Muchas veces me decido por un libro al ojear un par de páginas, y observar como describe y se expresa el/la autor/a del libro en cuestión. La última vez que compré uno directamente pregunté al "vendedor, comercial, trabajador" sobre el último libro que hubiera leído. El que le viniera a la mente como el mejor. El chico se dio la vuelta sin decir palabra y se fue hacia unos estantes, ojeó los nombres de autores, y sacó uno. Me dio el libro, y me dijo que era ese. Yo, creyendo a ciegas en la decisión del chico, pues a parte de ir tan directo y seguro hacia ese estante, me pareció después muy sensato y entendido, lo compré sin más. Desde el principio me gustó el encuadernado, la presentación, el olor. No sé por qué, pero tenía ilusión por leer ese libro. Como un crío chico con sus "bambas"nuevas. (unas tenis, deportivas, o, alpargatas. Dependiendo de la zona geográfica en la que se lea).

El libro se titula "LA PELL FREDA", del antropólogo y escritor catalán Albert Sanchez Piñol. En castellano quiere decir LA PIEL FRÍA. Es un libro que leí en tres días, pero no en setenta y dos horas, sino en tres ratos. Me absorbió como muy pocos libros lo han conseguido, sintiéndome dentro de la historia. Totalmente. Me encanta su forma de expresarse, la vida que imprime a sus personajes, el relato en si, y el reflejo de la actitud humana ante una situación de tal calibre. Nada más humano he leído en mucho tiempo, quizás desde "LA CARRETERA", de Cormac Mc karthy.

"Hacer las cosas con calma, vivir tranquilo pero con la determinación de tener un fin, de hacer algo bueno y grande. De forma humilde y constante, con trabajo y ganas de recordar. Seguir engrasando el mecanismo para que siga funcionando, para que nunca pare. Con perseverancia".


Cuidaros y ser felices.

No hay comentarios:

Travesía vuelta a nado a Formentera Respiralia 2017

He conseguido plaza para la edición de este año. Quiero comenzar resaltando este hecho debido a que las 240 inscripciones se agotaron en ...