viernes, 22 de octubre de 2010

Esta me resulta triste.


Llevo días dándole vueltas a la cabeza sobre un tema concreto. También he de decir, que es debido a que personas que me rodean me lo recuerden amenudo. Por eso ahora, después de recordármelo tanto, y no hacer caso antes, le esté dando más vueltas. (Por cansinismo, en resumidas cuentas)
A veces, no sé cómo, ni por qué, decido que me da igual todo. Por no hacer, no abro ni las cartas del banco, presuponiendo que todo está en orden, y que las personas, (incluidas las jurídicas), son buenas y honradas.

Con esto, me refiero a que las personas que me rodean, me recuerdan que soy muy tranquilo. Y no debería preocuparme en exceso, más bien todo lo contrario. Simplemente opto por activarme en determinados momentos que yo creo oportunos. O no.

La otra tarde yendo en bici con Richard, y para variar, íbamos hablando de como arreglar el mundo, concretamente, hablando sobre el apartado de la felicidad. El momento era increible, Sol radiante, temperatura buena, ritmo cómodo, compañía de esas que giran cuellos, en fin, que era un buen momento para hablar sobre el tema en cuestión. Y bueno, es un amplio apartado que abarcaría horas de conversación, así tirando a filosófica, que con depende quien, no tendría resultado positivo alguno.
Resultados de esa conversación, saqué varios. Todos buenos, y todos aún los sigo valorando. Me sentí bien, y debido a esa conversación, terminé de leer de un tirón, un gran libro que me recomendaron, que me ha encantado, y del que hablaré más adelante.

Esa misma noche, en este fatídico turno de trabajo que me está tocando llevar este medio més, vi, por desgracia, un vídeo, (power point).
Se trataba de una grabación casera, en la que aparecían seis hombres vestidos de negro, al parecer con ropa de Policía. En el centro, y rodeado por seis hombres, se encontraba sentado en una silla un señor en calzoncillos con las manos y pies atados por sendas cuerdas. El señor en calzoncillos no tenía venda puesta en los ojos.

Hablaban en idioma castellano y acento latino. Pregonaban las calamidades efectuadas por el señor de los calzoncillos maniatado. Presuntamente era un capo, un sicario, un traficante, un violador, un proxeneta, un asesino, de alguna de las diferentes mafias colombianas.
Acto seguido, tras decir que habían intentado sonsacar información al señor referente a los cárteres de la droga, siendo infrucutoso este menester, el señor de negro más proximo, exhibió un pequeño cuchillo, con el cual, dijo que iba a cortar la cabeza del señor en calzoncillos. El señor en calzoncillos, al escuchar esto, se puso las manos maniatadas a la altura del cuello, haciendo ademán de protegerse. Pero tres de los seis hombres le bajaron con fuerza los brazos, y así, con fuerza, se los aguantaron mientras el señor más próximo, el que exhibió el cuchillo, comenzó a cumplir su palabra, a cumplir la que auto proclamaba la justicia merecida, y de forma muy lenta, comenzó a cortar.

Me levanté de la silla y me fui, escuchando de fondo las risas y comentarios desafortunados de algunos de los congregados frente al ordenador. No quise ver más. No quise creerlo.
Se alteró mi percepción de la realidad que había montado esa tarde, me taladró la mente de una manera brutal, me perdió y aturdió. No sentí tranquilidad, sentí rabia, impotencia, mal cuerpo.

Y por ello digo:

- Maldita droga y malditos quienes la promueven y se lucran a su costa.
- Malditas las personas que sin vida alguna, sin felicidad, ni sentimientos, ni razón, ni ser, se atreven a perpetrar tales hechos.
- Malditas las personas que dediquen su tiempo a colgar en internet tales atrocidades, que se diviertan viendo asesinatos de este calibre, y que de ese modo, alimenten su asqueroso morbo.
- Malditas las personas que no conciben otra vida que no sea esa, que no ayuden a nadie, y que "vivan" queriendo el mal ajeno, consiguiendo a través de ese mal, su bien material sin fin alguno.

Resultó ser un antagonismo que, sinceramente, me afectó bastante, teniendo que luchar para poder pensar en positivo, alterando lo que me dicen los que me rodean, esa tranquilidad.



Prometo escribir contra restando esta extraña entrada que me ha dado por escribir, pero así como medicina, he colgado el vídeo justo de arriba, y la foto del comienzo. Es una buena terapia de desintoxicación, y un ejemplo a seguir. ;-)

Aún y con esto, espero que os cuidéis, y que seáis felices.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

.. vuelvo a escribir algo aproximado a lo que se acaba de borrar...


No nos engañemos.. no has cambiado la línea del blog.. simplemente es algo diferente a las anteriores.

Estamos acostumbrados como siempre a leer tus sensaciones, tus experiencias, casi siempre positivas.. hoy ha tocado conocer otra parte de ti.

Sabemos que hay gente "mala" que lamentablemente va a seguir actuando de esta manera tan poco humana, pero, por suerte, hay miles de personas muy buenas y humildes que intentan cambiar esta extraña sociedad en la que vivimos... aunque solo sea con una simple y sencilla sonrisa.


Ü


Nota: Haz el favor de abrir las cartas del banco.

Angel "unaquilla" dijo...

La verdad que este post me a echo pensar la verdad es que hay mucha, mucha gente que se divierte con esas cosas que a mi particularmente me orrorizan pero tambien tenemos que ser conscientes de que esto existe y muchiiiisma gente se lucra con ello pero bueno como suelo decir yo Carpe Diem amigo mio, un saludo.

el viajero del faro dijo...

qué fuerte!!
A veces no hace falta ni siquiera llegar a tales extremos... en el día a día me encuentro con personas que me producen esa misma sensación, por suerte cada vez menos, y lo único que consiguen... es que me reafirme cada día más en el camino que he elegido...

buen fin de semana!!!!

Anónimo dijo...

Sorry for my bad english. Thank you so much for your good post. Your post helped me in my college assignment, If you can provide me more details please email me.

io dijo...

Thank you but I do not have your electronic mail that I can not write nothing and neither him in that I have been able to help you...

Anónimo dijo...

de vez en cuando me sumerjo en conocer éste narrador de todo aquello que envuelve su vida. Cada día oímos auténticas barbaridades, pero contrarestamos éstas con las buenas vivencias que nos quedan por descubrir. muchas veces akellos que "luchan" por aquello en lo que creen, olvidan el... vive y deja vivir. gracias por deleitar estas noches "sinsentido" leyendo estas letras las cuales sé y confirmaste, derivan a un mensaje oculto. no cambies nunca, eres especial, de ahí que sea difícil asumir la realidad.
espero sonrías siempre.
11.

io dijo...

Ü: se sabe que hay gente así. Ya sabes que podriamos hablar horas sobre gente así, tanto tu, como yo. Pero no nos merecemos ver esas cosas. Nadie. Un besazo y gracias guapa.

Ángel: carpe dyem amigo!, y como se nos llena la boca al decirlo y poder contar nuestras vivencias...
Muchas gracias por seguir ahí!

Viajero: los principios te hacen fuerte, y los tuyos son muy nobles, y hacen felices a muchas personas... Sigue con ese camino, se trata de ser feliz. Un abrazo y muchas gracias!

11: a veces si, a veces, no. Pero el mensaje suele ser el mismo. Gracias por dedicarme esos ratos que dices, y me alegro que me veas de la manera que lo haces. y bueno, ya sabes que siempre nos quedará el 47... :-)

Travesía vuelta a nado a Formentera Respiralia 2017

He conseguido plaza para la edición de este año. Quiero comenzar resaltando este hecho debido a que las 240 inscripciones se agotaron en ...