martes, 28 de septiembre de 2010

Te dirán.


Recibirás consejos, sobre actitudes y moral, sobre amistades y amores, también sobre lugares y gentes. También te hablarán de sexo.

Intentarás mejorar como persona, intentarás aprender de los que te rodean, y de las que abrazan tu corazón prometiendo amor eterno. Comprenderás y aceptarás y disfrutaras de las gentes y sus costumbres, de los lugares y su tierras.

Te dirán como debes hacerlo, como deberías intentar conseguir una vida mejor, una actitud mejor, un final feliz. Una vida feliz. Querrán ayudarte a guiar tus pasos de corazón, con amor, con esmero.

Te hablarán del amor, y te contarán maravillas vividas en pareja. De finales felices y guiones de película. Te aconsejarán que mantengas viva esa llama, esa esperanza y ese hormigueo. Vivirás en pareja, intentarás aplicar lo aconsejado, tratarás de escribir el guión perfecto, y no escribirás guión alguno que se adapte. Pero no te preocupes, te aconsejarán de nuevo, y será un gran consejo.

Y si ese consejo no sale bien, te dirán como superar, como asimilar, o como afrontar lo que no ha salido bien. Dejar pasar el error o la desgracia, y de paso, intentar aprender de ello. Te dirán como aliviar el dolor, como cambiar costumbres, y como recuperar viejos hábitos. Que las cosas pasan, y suceden sin remedio en ocasiones, que nada es para siempre por más que pese. Que el tiempo cura, y que a todos nos vale esa medicina.

Intentarás hacerlo todo, intentarás superarte y asimilar, y aprender y descubrir. Te compararás con gente que te rodea, les imitarás a tu manera, o aprenderás y personalizarás. Todo esto sin darte cuenta, seleccionando instintivamente, interiorizando el afán de mejora. El afán de aquello que querían que vieras.

Seguirás adelante, pensando que lo haces bien, es más, te dirán que si, que te ven bien, que lo haces bien. Y crecerás a tu manera, avanzarás, y conseguirás vivir el amor, la amistad, el dolor y la pérdida, los reencuentros y desengaños, el miedo y la alegría, los nervios, la pasión.

Pasará el tiempo, y espero que pase mucho tiempo. Llegará un día en el que mires atrás y te pares a pensar, lo que valió la pena y lo que no. No te contarán entonces lo que debes hacer, quizás si te cuentan, te contarán batallas vividas, experiencias perfectas y situaciones embarazosas resueltas con maestría. Tratarán de mostrar una vida perfecta y experiencias memorables, viajes infinitos y personas maravillosas. Encuentros sexuales rodeados de pasión y sudor, y escenas de amor en paisajes fotográficos.

Seguirás pensando en si valió la pena, y comenzarás a hacer cuentas, sacarás viejas fotos y las admirarás con nostalgia, recordarás pensamientos que ya tenían polvo... De nuevo aprenderás de ellos, te ayudarán y te dirán. Es entonces cuando aprenderás a decirte a ti mismo, a reconducirte y lamerte las heridas sin dolor. Si llegas a ese punto, comenzarás a dar consejos. Querrás ser escuchado, hasta puede que admirado. Lo harás de corazón y con esmero, querrás dar lo mejor y lo ofrecerás con tesón. Te sentirás mal si no te escuchan o no te admiran, aunque más de lo primero que de lo segundo. Sentirás al poco tiempo que lo normal es que no seas ninguna de las dos, y lo asimilarás más fácilmente. Pues ya serás perro viejo.

Te dirán tantas cosas, buenas y malas, que te digo, que vivas como puedas y cuanto puedas.



A mi padre.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Y es estúpido preguntarte en qué piensas después de leer de arriba a abajo y de abajo arriba (que también queda bonito) este texto. En general.. todos ellos..
Vive la vida como querías vivirla, ama incondicionalmente a todos tus seres queridos.. que seguro que no son pocos! disfruta de cada momento, de cada detalle, de cada mirada, de cada ola...
abre el corazón a nuevos momentos, a nuevas anécdotas, a nuevos buenos amigos...

escucha y escoge cada consejo inútil, cada frase hecha..
aprende. equivocate. Rectifica...


Y nunca, pase lo que pase, olvides sonreír Ü


una vez leído podrá ser destruido, si eso

el viajero del faro dijo...

Parece que los dos hemos estado pensando en estos días en nuestros respectivos padres... el mío va a hacer 18 años que no está, pero ese paseó del que hablé en mi último post me lo hizo recordar... y ahora me ha parecido curioso leer tu post y que también hablaras de él...

un abrazo!!!

Angel "unaquilla" dijo...

SAbes lo que te digo Carpe diem, amigo, vive la vida como a ti te guste y disfruta de cada segundo, solo hay una, un abrazo.

Anónimo dijo...

Que grande eres...

Un beso delfin! :-)

io dijo...

Ü: eso trato, o eso intento. En definitiva pienso que todos, pero quizás en mi caso, lo busco con sudor y sustos y agua... cada loco con su tema. Gracias guapa!

Viajero: el mío sigue conmigo, y me alegro por ello. Siento lo del tuyo, y que su recuerdo te ayude a revivir momentos como el de tu blog. Un abrazo artista!

Ángel. Ya vesss... y que un día retrates en foto como solo tu sabes un momentazo de estos que por suerte vivimos...Un abrazo!

Anónimo: 1,85cm 82kg :-)

p* dijo...

Me ha encantado tu entrada. Sin más.

Un abrazo

Travesía vuelta a nado a Formentera Respiralia 2017

He conseguido plaza para la edición de este año. Quiero comenzar resaltando este hecho debido a que las 240 inscripciones se agotaron en ...