sábado, 11 de septiembre de 2010

Se verá.



Aquello que notas una sensación que estaba apagada. Sensación que tiempo atrás invadía mi mente, y que en este tiempo presente, vuelve sin más pretensiones que la de hacerme feliz.

Tanto gusta que altera mis gustos. Trata de priorizarse al resto, intentando, de este modo, prevalecer sobre el resto como si de una ley aprobada por el parlamento se tratara.

Y no dejo de darle vueltas. Vueltas y más vueltas a lo mismo. Cada vez mejor y cada vez más bueno, como todo, como casi todo lo bueno que se puede hacer, que se puede aprender.

Me alegro tanto de reencontrarme con esta vida, que para ser sincero no se ni como describirlo exactamente. Sería simple decir que me siento feliz, o contento. Pero suelo liar siempre un poco más las cosas, en ocasiones, ni yo entiendo bien lo que escribo o digo. Si no se entiende tampoco en este caso, lo siento.

Es como si fuera un niño con la bici nueva. Es una sensación similar, un ansia y unas ganas que preocupan a mi madre, a mi padre, y, a mis hermanos. A mis amigos más bien les resulta indiferente, lo toman como una cosa más, si es que lo toman. Algún día escribiré sobre mis amigos.

Hoy mismo, siempre al atardecer, junto al mar, momentazo longskate, con una puesta de sol de cuadro, de libro, de arte, de postal, de inyección de vida. Un cambio de aires tan brutal como bueno, que me hace pensar y reconsiderar.

Pensar. Con frialdad y calma. En frío. Cuesta por todo ello hacerlo así, ya que todo lo de ahora es demasiado bueno, demasiado tentador.



No se si se entiende.

La idea era competir en Calafell y Vilanova. Cerrar esta temporada con estas dos citas que personalmente me agradan bastante, sobre todo la primera, ya que Vilanova encuentro que se masifica demasiado.

Esa era la idea, y ha sido descartada. Me decanté por participar en la Marnatón GARRAF-SITGES 10. Concretamente se dará la salida desde Cala ginesta, (port ginesta), lugar de incontables de mis "entrenos" en mar abierto. Desde allí se nadará hasta Sitges, (platja de la fragata), cubriendo la distancia de 10.000 metros.

Travesía que me motiva bastante, en una distancia nueva para mi, pero la cual tampoco temo en exceso. Quizás solo un poco de respeto, que me hará llevar un ritmo muy dosificado desde el principio. Pero como siempre, ya se sabe, ya veremos cuando se calienten los hombros.

Se verá.

Cuidaros y ser felices.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El reto de nuestra vida es buscar la felicidad.
Es un duro camino lleno de obstáculos que hay que ir saltando.
La felicidad es futil aparece y desaparece nos da alegria aunque a veces tambien nos produce dolor. Hay que buscarla en cada instante, en cada detalle de la vida.
Hay que tratar de realizar cada sueño y cada ilusión que tenemos si con eso podemos llegar a ser o sentir esa felicidad, tratar de satisfacernos con ambiciones, con metas.
No hay que contentarse con esperar que llegue hay que vivirla y cada uno a su manera. Disfrutar plenamente de esas pequeñas (o grandes) cosas como una puesta de sol, leer un libro, ver una buena peli, el deporte, la familia o deleitarse de una cena o cerveza en buena compañia.
Rosa

io dijo...

Razón tienes.
Pero aquello que la ansiedad que produce intentar conseguir todo eso, podría llegar a evitar vivir con calma.
Al menos a mi, vivir con calma, y dejar a ratos que las cosas vengan solas, me produce también felicidad.
Gracias guapa!

Anónimo dijo...

Energía, entusiasmo y positividad. Son los 3 adjetivos que utilizo para describir este "artículo". Sigue así, no hay nada como luchar por lo que uno quiere y sentir la satisfacción de q lo has conseguido. Un besito!! Laura

Parte 2 (5,3km): Travessia Neda el mon illes Medes per la Marató de TV3. Crónica.

- Continua... Fotografía en la que se observa el recorrido de la primera travesía, bordeando la costa, así como el recorrido desde la ...