lunes, 27 de septiembre de 2010

Compartirlo.


He perdido la cuenta de las veces que me quedo absorto mirando mar adentro, generalmente con los pies en la arena, pensando sin más. Pensando en la sensación que debe producir adentrarse hacia el fondo, buscando esa imposible línea del horizonte. Hasta donde no se ve tierra.

Pienso en esos hombres y mujeres que mucho antes que yo, se dedicaron a nadar distancias que aún y ahora me parecen desorbitadas. Más desorbitadas aún pensando en las condiciones técnicas de épocas de antaño. (entiéndase neopreno, y técnica de nado).

Nadar en Mar abierto es algo distinto. Nadar en mar abierto es una filosofía de vida, una forma de ver, y sentir este deporte completamente distinta. Es una filosofía, y una cultura, y un respeto, y una admiración por algo superior he incontrolable. El Mar.

La verdad es que este es un buen reto. Hasta lo llamaría una buena hazaña. Pero solo aquí, en mi blog.

Quizás cansado (sin razón) de lo mismo, decidí cambiar de aires y olvidarme de los triatlones que quedaban en esta recta final de temporada. Cambiante como el tiempo me dicen, aunque pese más a unos, que a otros.

Bienvenida sea esta nueva etapa en la que hasta yo me despisto y olvido que ya no corro ni voy en bici, por ahora. Que solo nado, mucho más que hace 3 semanas, pero solo eso. Solo nado. Y llegado a este punto, me paro a pensar sobre lo que me compensa y lo que no, y debo frenarme para no arrepentirme en un futuro, y tener que volver atrás como tantas otras veces.

Hace años mi madre me decía que no nadara más, que me iban a salir escamas. Cuando lo dejé, mi madre me decía que nadara, que me buscaba una piscina donde seguir entrenando... a alguien parece que me parezco.

Hace nada, mi madre me decía que dejara de ir en bici, que dejara de paso, también, de correr y nadar, que tanto deporte no podía ser bueno. Quizás hasta tenga que darle la razón.

El cuerpo avisa en forma de dolor. Me duelen los hombros. Pero, por un apretón de dientes más, por aguantar estas dos semanas que quedan con este 10.000 de la Marnatón, y a la otra semana, con el 7.500 de radikalswim, no creo que tenga que hacerle caso aún. Espero no arrepentirme.

Me ronda siempre la cabeza la distancia y el momento en que estaré metido en el agua. La última prueba en la que competí fue Mataró... ni recuerdo el mes, y apenas recuerdo las sensaciones. Quizás, si me paro a pensar así en frío, hasta me da palo pensar en esas sensaciones de esfuerzo, en esa agonía que se vive en el segmento de agua de un triatlón.

Este tiempo he seguido mal acostumbrándome a darme baños con la tabla, a deslizarme con el long, a nadar sin relojes ni papeles... me olvidé de la disciplina del entreno.

De forma "abstracta", llevo muchos años en esto. Con el tiempo, pienso que lo único que me compensa, o me vale, o prefiero, es disfrutar, y eso quiero hacer este sábado 2 de octubre de 2010 a las 08h en la cala ginesta. Disfrutar.

Lo importante de todo esto. Lo mejor y que más me motiva, es que muchas personas que quiero con absoluta locura, van a estar conmigo, presentes, en la arena de las playas, despidiéndose y recibiéndome. Es una buena manera, o excusa, para pasar un excelente día con quien quiere compartirlo.



Lo llamaré un rato miedo a la distancia, luego le diré respeto, pero acabaré llamándole ganas.

5 comentarios:

Angel "unaquilla" dijo...

Eso es un don y hay que aprobecharlo pero claro con cuidado que las lesiones son brutales, un saludo, animo.

Marta dijo...

Felicidades por tu cumpleaños aunque sea con algo de retraso... y felicidades por ser capaz de arriesgarte, de seguir a tu corazón, de disfrutar del mar y hacer lo que te llena...porque para aquellos que somos inquietos buscadores de felicidad, no podemos detenernos. Lo que nos mueve no es encontrar la ola perfecta, sino saber que existe y es un reto encontrarla! Keep on smiling!

io dijo...

Angel: voy con cuidado, siempre, pero el ansia puede. El reto ya está hecho! :-)

Marta: se agradecen, y siempre son bien recibidas...
Ya no es riesgo, es vida normal, es esa búsqueda de la que hablas...
Un saludo guapa!

KAPITAN21 dijo...

A MI ME PASA LO MISMO ME QUEDO ABSORTO MIRANDO AL MAR, SOBRETODO POR LAS NOCHES ME SOLÍA OCURRIR MUY A MENUDO. SALÍA DEL GARITO Y ME QUEDABA ENSIMISMADO MIRANDO LOS ATOLONES DE CASTELLDEFELS Y SUS PLAYAS PARADISÍACAS O AL MENOS ESO CREÍA VER. NO HACE MUCHO, ME VOLVIÓ A PASAR CERCA DEL PÉNDULO Y TAMBIÉN DE MADRUGADA.
UN ABRAZO CAMPEÓN!!!!

io dijo...

Kapitán21: este nick es así como nombre de super héroe, no?
Seguro que te pasaba después de los mojitos en el chiringuito, ahí, junto a los mosquitos tigre... una mezcla peligrosa esa...

Travesía vuelta a nado a Formentera Respiralia 2017

He conseguido plaza para la edición de este año. Quiero comenzar resaltando este hecho debido a que las 240 inscripciones se agotaron en ...