martes, 28 de septiembre de 2010

Te dirán.


Recibirás consejos, sobre actitudes y moral, sobre amistades y amores, también sobre lugares y gentes. También te hablarán de sexo.

Intentarás mejorar como persona, intentarás aprender de los que te rodean, y de las que abrazan tu corazón prometiendo amor eterno. Comprenderás y aceptarás y disfrutaras de las gentes y sus costumbres, de los lugares y su tierras.

Te dirán como debes hacerlo, como deberías intentar conseguir una vida mejor, una actitud mejor, un final feliz. Una vida feliz. Querrán ayudarte a guiar tus pasos de corazón, con amor, con esmero.

Te hablarán del amor, y te contarán maravillas vividas en pareja. De finales felices y guiones de película. Te aconsejarán que mantengas viva esa llama, esa esperanza y ese hormigueo. Vivirás en pareja, intentarás aplicar lo aconsejado, tratarás de escribir el guión perfecto, y no escribirás guión alguno que se adapte. Pero no te preocupes, te aconsejarán de nuevo, y será un gran consejo.

Y si ese consejo no sale bien, te dirán como superar, como asimilar, o como afrontar lo que no ha salido bien. Dejar pasar el error o la desgracia, y de paso, intentar aprender de ello. Te dirán como aliviar el dolor, como cambiar costumbres, y como recuperar viejos hábitos. Que las cosas pasan, y suceden sin remedio en ocasiones, que nada es para siempre por más que pese. Que el tiempo cura, y que a todos nos vale esa medicina.

Intentarás hacerlo todo, intentarás superarte y asimilar, y aprender y descubrir. Te compararás con gente que te rodea, les imitarás a tu manera, o aprenderás y personalizarás. Todo esto sin darte cuenta, seleccionando instintivamente, interiorizando el afán de mejora. El afán de aquello que querían que vieras.

Seguirás adelante, pensando que lo haces bien, es más, te dirán que si, que te ven bien, que lo haces bien. Y crecerás a tu manera, avanzarás, y conseguirás vivir el amor, la amistad, el dolor y la pérdida, los reencuentros y desengaños, el miedo y la alegría, los nervios, la pasión.

Pasará el tiempo, y espero que pase mucho tiempo. Llegará un día en el que mires atrás y te pares a pensar, lo que valió la pena y lo que no. No te contarán entonces lo que debes hacer, quizás si te cuentan, te contarán batallas vividas, experiencias perfectas y situaciones embarazosas resueltas con maestría. Tratarán de mostrar una vida perfecta y experiencias memorables, viajes infinitos y personas maravillosas. Encuentros sexuales rodeados de pasión y sudor, y escenas de amor en paisajes fotográficos.

Seguirás pensando en si valió la pena, y comenzarás a hacer cuentas, sacarás viejas fotos y las admirarás con nostalgia, recordarás pensamientos que ya tenían polvo... De nuevo aprenderás de ellos, te ayudarán y te dirán. Es entonces cuando aprenderás a decirte a ti mismo, a reconducirte y lamerte las heridas sin dolor. Si llegas a ese punto, comenzarás a dar consejos. Querrás ser escuchado, hasta puede que admirado. Lo harás de corazón y con esmero, querrás dar lo mejor y lo ofrecerás con tesón. Te sentirás mal si no te escuchan o no te admiran, aunque más de lo primero que de lo segundo. Sentirás al poco tiempo que lo normal es que no seas ninguna de las dos, y lo asimilarás más fácilmente. Pues ya serás perro viejo.

Te dirán tantas cosas, buenas y malas, que te digo, que vivas como puedas y cuanto puedas.



A mi padre.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Compartirlo.


He perdido la cuenta de las veces que me quedo absorto mirando mar adentro, generalmente con los pies en la arena, pensando sin más. Pensando en la sensación que debe producir adentrarse hacia el fondo, buscando esa imposible línea del horizonte. Hasta donde no se ve tierra.

Pienso en esos hombres y mujeres que mucho antes que yo, se dedicaron a nadar distancias que aún y ahora me parecen desorbitadas. Más desorbitadas aún pensando en las condiciones técnicas de épocas de antaño. (entiéndase neopreno, y técnica de nado).

Nadar en Mar abierto es algo distinto. Nadar en mar abierto es una filosofía de vida, una forma de ver, y sentir este deporte completamente distinta. Es una filosofía, y una cultura, y un respeto, y una admiración por algo superior he incontrolable. El Mar.

La verdad es que este es un buen reto. Hasta lo llamaría una buena hazaña. Pero solo aquí, en mi blog.

Quizás cansado (sin razón) de lo mismo, decidí cambiar de aires y olvidarme de los triatlones que quedaban en esta recta final de temporada. Cambiante como el tiempo me dicen, aunque pese más a unos, que a otros.

Bienvenida sea esta nueva etapa en la que hasta yo me despisto y olvido que ya no corro ni voy en bici, por ahora. Que solo nado, mucho más que hace 3 semanas, pero solo eso. Solo nado. Y llegado a este punto, me paro a pensar sobre lo que me compensa y lo que no, y debo frenarme para no arrepentirme en un futuro, y tener que volver atrás como tantas otras veces.

Hace años mi madre me decía que no nadara más, que me iban a salir escamas. Cuando lo dejé, mi madre me decía que nadara, que me buscaba una piscina donde seguir entrenando... a alguien parece que me parezco.

Hace nada, mi madre me decía que dejara de ir en bici, que dejara de paso, también, de correr y nadar, que tanto deporte no podía ser bueno. Quizás hasta tenga que darle la razón.

El cuerpo avisa en forma de dolor. Me duelen los hombros. Pero, por un apretón de dientes más, por aguantar estas dos semanas que quedan con este 10.000 de la Marnatón, y a la otra semana, con el 7.500 de radikalswim, no creo que tenga que hacerle caso aún. Espero no arrepentirme.

Me ronda siempre la cabeza la distancia y el momento en que estaré metido en el agua. La última prueba en la que competí fue Mataró... ni recuerdo el mes, y apenas recuerdo las sensaciones. Quizás, si me paro a pensar así en frío, hasta me da palo pensar en esas sensaciones de esfuerzo, en esa agonía que se vive en el segmento de agua de un triatlón.

Este tiempo he seguido mal acostumbrándome a darme baños con la tabla, a deslizarme con el long, a nadar sin relojes ni papeles... me olvidé de la disciplina del entreno.

De forma "abstracta", llevo muchos años en esto. Con el tiempo, pienso que lo único que me compensa, o me vale, o prefiero, es disfrutar, y eso quiero hacer este sábado 2 de octubre de 2010 a las 08h en la cala ginesta. Disfrutar.

Lo importante de todo esto. Lo mejor y que más me motiva, es que muchas personas que quiero con absoluta locura, van a estar conmigo, presentes, en la arena de las playas, despidiéndose y recibiéndome. Es una buena manera, o excusa, para pasar un excelente día con quien quiere compartirlo.



Lo llamaré un rato miedo a la distancia, luego le diré respeto, pero acabaré llamándole ganas.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Hoy



Recuerdo tantas cosas buenas y malas.

Las recuerdo con nostalgia y alegría.

Recuerdo que aprendo después de equivocarme. Que eso me ha pasado, y que eso otro me volverá a pasar.

Pienso que hoy es un día de recuerdos y celebración. Así se ha hecho desde siempre, y así se sigue con la tradición.

Cuanto más pasa el tiempo, quizás, menos importancia le doy. Menos gratificante es. Ya lo decía mi padre, y mi madre decía que si. Cuantos más años pasan, más desencanto cogen según que cuestiones. A veces, he de darles la razón.

Hoy voy a optar por no dársela. Voy a optar por disfrutarlo, y compartirlo.

Hoy es mi cumpleaños. Cumplo 29 años en el día de la Mercé. Eso dicen mis padres, yo no recuerdo nada de lo que pasó.

He despertado rodeado de familiares que son mucho más simpáticos conmigo, hoy. Siempre lo son, pero hoy lo son más. Lo mismo pasa con mis amigos. Suelo hablar con ellos, y quedar, y todo. Hoy no me ha dado tiempo a despertarme, y ya los tenía en la pantalla de mi móvil.

No deja de gustarme despertarme de esta manera. No me desencanta. Sigue siendo gratificante.

Hoy quiero estar con ellos. Aunque siempre quiera estarlo, pero por todo lo descrito hace unas líneas, hoy quiero estarlo más.

Esto pasa volando, más vale cuidarse, y ser feliz.

lunes, 20 de septiembre de 2010

El mar, mi alma.

De entre todos los blogs que conozco, este es muy especial. http://9pies.blogspot.com/ Dentro de él, encuentro joyas como esta.

'El Mar, Mi Alma' preview from Blake HJ Copland on Vimeo.



Gracias Iosu. Eres un crack.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Mi querida Colnago.


Aconsejo a todo el mundo a que se mueva en bici. Siempre que puedo lo hago. Siempre que no he de ir bien vestido, y siempre que no he de llegar sudado al destino.

Tengo la suerte de tener una preciosa Colnago de los años 80, y pocos. Se encuentra en un estado de conservación perfecto, sin ninguna picada en el cuadro, y con todos los componentes de origen. La compré de segunda mano a precio de ganga. 40 euros. Cuando di el dinero, y me dieron la bici, creí firmemente en que estaba timando a esa persona.

Hará unos 3 años largos que la tengo. La usé durante unos 2 años de forma habitual, hasta que adquirí la Scott con la que he competido. En cierto modo es normal. No había color entre una y otra, la novedad de mi impresionante Scott Addict eclipsó a la pobre y vieja, (aunque muy cuidada), Colnago.

Ha pasado el tiempo, y entre otras cosas, el tiempo también cambia. Y los gustos, también. Cada vez que entro al garaje a por cualquier cosa, y la veo ahí parada, siento como pena y ansia. Ayer mismo me di cuenta que tiene las dos ruedas pinchadas. Esa imagen fue el detonante. Llevo unos días dándole vueltas al lavado de cara al cual quiero someter a mi querida Colnago. Tengo ganas de volver a montarla, (...).

La idea de reconvertirla en fixed está cobrando mucha fuerza. Siguiendo esta moda que por suerte se está implantando por la zona de playa en donde vivo, por no decir Barcelona. He de averiguar antes de nada, si el diseño del cuadro acepta ese tipo de eje, (piñón fijo), y si no lo acepta, de igual manera y por pura estética, cambiaré la rueda trasera por una de un solo piñón.

Manillar, manetas de freno, platos, pedales y bielas, ruedas... Todo ello está pendiente de cambio, y cuando todo ello haya sido cambiado, mi querida Colnago de los años 80, y pocos, será expuesta y usada.

Escribiendo esto, viene a mi memoria un "biciclista", que se mueve en bici por la zona en la que trabajo. Lleva una placa de matrícula adosada en el portabultos trasero. Es una placa de color ocre, con los bordes rojos, y como identificación, lleva escrito en letras rojas el siguiente escrito:

"NO OIL".

Me resultó muy curioso, a la par de original. Así que de nuevo, y siempre que en alguna ocasión, como cuando no se tiene que llegar sudando al destino, aconsejo a todo el mundo a que se mueva en bici. Pienso y creo que será un poco mejor para todos, y para ella.

No querría extenderme demasiado en mensajes moralistas. Consejos que podría dar, y que me gustaría fueran bien recibidos. Pienso que con este de ir en bici es sufiente, en cierto modo engloba todo lo que querría decir, o aconsejar. Ir en bici significa dejar de hacer actos involuntarios/voluntarios, tan insconcientes como necesarios. (Entiéndase apretar el acelerador de tu coche, o moto).

Significa tener un aire más limpio, unas calles menos congestionadas, menor ruido en el ambiente, menos accidentes y muertes y heridos, menos estrés.

De pocas cosas entiendo, pero del tráfico si entiendo, bastante.



Cuidaros y ser felices.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Se verá.



Aquello que notas una sensación que estaba apagada. Sensación que tiempo atrás invadía mi mente, y que en este tiempo presente, vuelve sin más pretensiones que la de hacerme feliz.

Tanto gusta que altera mis gustos. Trata de priorizarse al resto, intentando, de este modo, prevalecer sobre el resto como si de una ley aprobada por el parlamento se tratara.

Y no dejo de darle vueltas. Vueltas y más vueltas a lo mismo. Cada vez mejor y cada vez más bueno, como todo, como casi todo lo bueno que se puede hacer, que se puede aprender.

Me alegro tanto de reencontrarme con esta vida, que para ser sincero no se ni como describirlo exactamente. Sería simple decir que me siento feliz, o contento. Pero suelo liar siempre un poco más las cosas, en ocasiones, ni yo entiendo bien lo que escribo o digo. Si no se entiende tampoco en este caso, lo siento.

Es como si fuera un niño con la bici nueva. Es una sensación similar, un ansia y unas ganas que preocupan a mi madre, a mi padre, y, a mis hermanos. A mis amigos más bien les resulta indiferente, lo toman como una cosa más, si es que lo toman. Algún día escribiré sobre mis amigos.

Hoy mismo, siempre al atardecer, junto al mar, momentazo longskate, con una puesta de sol de cuadro, de libro, de arte, de postal, de inyección de vida. Un cambio de aires tan brutal como bueno, que me hace pensar y reconsiderar.

Pensar. Con frialdad y calma. En frío. Cuesta por todo ello hacerlo así, ya que todo lo de ahora es demasiado bueno, demasiado tentador.



No se si se entiende.

La idea era competir en Calafell y Vilanova. Cerrar esta temporada con estas dos citas que personalmente me agradan bastante, sobre todo la primera, ya que Vilanova encuentro que se masifica demasiado.

Esa era la idea, y ha sido descartada. Me decanté por participar en la Marnatón GARRAF-SITGES 10. Concretamente se dará la salida desde Cala ginesta, (port ginesta), lugar de incontables de mis "entrenos" en mar abierto. Desde allí se nadará hasta Sitges, (platja de la fragata), cubriendo la distancia de 10.000 metros.

Travesía que me motiva bastante, en una distancia nueva para mi, pero la cual tampoco temo en exceso. Quizás solo un poco de respeto, que me hará llevar un ritmo muy dosificado desde el principio. Pero como siempre, ya se sabe, ya veremos cuando se calienten los hombros.

Se verá.

Cuidaros y ser felices.

Lo que no controlo.

Cuando las cosas aparecen sin querer, nada puedo hacer.  Como máximo, me ocupo de lo que puedo controlar y del resto, casi, por aprendi...