martes, 18 de mayo de 2010

Que más dará ahora.


El pasado sábado, aprendí que el cuerpo humano es un misterio. Aprendí que cuando crees que estás descansado y activo, esa creencia puede ser equivocada.

Con muchas horas de adelanto, nos presentamos en Sant Feliu de Guixols, un bonito pueblo de la costa brava. Tras encontrar un aparcamiento con vistas de lujo, comentamos como podría ser la jugada del día, a parte, también, de intentar arreglar o aceptar como es el mundo que nos rodea.

El Mar se presentaba liso, pero con corrientes de poniente. Al parecer nada nuevo, ni nada que pudiera representar un problema a la hora de nadar largo. A pies, o no, pero nadar largo sin problema.

Para hacer tiempo, nos tumbamos en la arena de la playa, disfrutando del sol y del viento que por momentos se tornaba gélido. Como compañía, dos chicas en topless y tanga. Bien. Una de ellas, se incorporó, cogió una cámara de fotos, y mirándonos descaradamente, nos hizo varias fotos. También habrá que decir que bien.

Comenzaron a llegar más triatletas, o lo que parecían ser triatletas.

Con todo preparado en el box, me tiré al Mar. El agua estaba más fría que en ninguna otra prueba del año. Lo estaba mucho más. Fue ahí cuando me di cuenta que el cuerpo humano es un misterio.

Me costaba mover el cuerpo aún y con neopreno, estaba acelerado de pulsaciones, y me dolía el hombro. Al salir del agua, me agaché a colocarme bien el chip, y al hacerlo, me dio un mareo del que creí no poder recuperarme. No le hice caso. Pero el sentimiento de la pésima sensación me tenía preocupado.

Dieron la salida, muy repentina a mi parecer. Me cogió desprevenido.

Nadé como pude. He de reconocer que fue agónico. Ya en la primera boya quería llegar a la arena. Y llegué, pero algo más tarde de lo habitual. Tendré que aceptar que el cuerpo humano es un misterio. Y creo que es tarde para saber si simplemente nadé mal, o hice eses, o triángulos. Que más da ahora.

Llegó la zona de bici, más bien, la curiosa zona de bici. Acostumbrados los triatletas a circuitos de bici llanos, a usar acople y medias de velocidad por encima de 40km/h, nos encontramos con subidas algo más duras que las de Garraf. Nos encontramos que apenas hay grupos, y los que hay, rara vez superan los diez integrantes.

Hubo un tramo en el que iba solo. Solo. Lo único que me recordaba a que estaba compitiendo, era la cinta del dorsal en mi cintura, la cual, me iba dando golpes en el culo por el viento.

Me defendí en este tramo. Eso me parece.

Por suerte, no llegó a cogerme la lluvia sobre la bici. Comenzó a llover una vez iniciada la carrera a pie. Todo se volvió gris, y cada vez llovía con más fuerza. Se podría decir que hasta quedaba épico correr en esas condiciones. Al menos de imagen si lo era.
Corrí sufriendo. Pero en el buen sentido de la palabra. Corrí con ganas, y me forzaban a ello los de atrás. Cosa que agradezco ahora, durante la carrera, no.

Aprendí muchísimo de ese triatlón. Ahora queda ver si saco resultado de ello.

Aprendí a ver como un gran hombre, un chico mejor dicho, duatleta reconducido al triatlón, se alzó con el tercer puesto de la general. Humilde y generador de buenas vibraciones al prójimo. No recuerdo a ver aplaudido más, ni a ver sonreído más en una entrega de trofeos. Enhorabuena Antoli Fauria.

Seguiré sin hablar de puestos ni de resultados, me ceñiré a las sensaciones de nuevo. Tampoco me puedo quejar. Pero la sensación de este es agridulce, como en tantas otras cosas y situaciones. Somos difíciles de conformar, y cuanto más se tiene más se quiere, en el buen sentido de la palabra, claro está.

Pero, tendré que mirar atrás en el tiempo, buscar un bañador viejo de aquellos que usaba antes. Y mirar de recordar como se sufría nadando. Quizás no sufrí del todo, o no lo di todo, o eso digo ahora que estoy descansado. Tendré que reunirme conmigo mismo.



Aunque, que más dará ahora.

2 comentarios:

Low dijo...

Hola SPC (Santo Peazo Cordero!!) después d mucho tiempo sin adsl de momento ya vuelvo a tener, de momento, así q me iré poniendo al día. jo! como ha cambiado tu blog! y donde te metes q ya no te veo nunca x la calle

Carlos dijo...

dificil prueba amigo....

Travesía vuelta a nado a Formentera Respiralia 2017

He conseguido plaza para la edición de este año. Quiero comenzar resaltando este hecho debido a que las 240 inscripciones se agotaron en ...