domingo, 4 de abril de 2010

Todo me empuja.


Las semanas, al igual que duras, están pasando volando. Levantarse cada mañana a las 05h, viene bien para según que cosas, y viene mal para según que otras.

La otra tarde, como otras, me fui a cortar el pelo, y si alguna vez habéis ido a una peluquería femenina, entenderéis cuando digo que es algo desesperante.

Teóricamente se coge cita de ante mano para así no demorar mucho esa gestión, y presentado a la hora prevista, el comentario habitual es que te va a tocar esperarte un rato. Y dispuesto a esperar, (que remedio), me senté en el sofá y me puse a leer alguna de las revistas de un año de antigüedad, y para colmo, de prensa Rosa.

Y viendo a Belén Esteban, y su nueva cara, no recuerdo más.

Me quedé dormido, literal, me despertó de repente el golpe en el pie que me dio la poco mañosa madre de la peluquera. Ya de paso, me dijeron que me levantara, que me iban a lavar la cabeza.

Estaba profundamente dormido, (raro en mi en un lugar público), y al levantarme me dio un ligero mareo, y estando ligeramente mareado, y de fondo, escuché con un acento andaluz muy característico:

- "nena!!, me arde la cabesa!!",

Al girarme, vi a mi madre dentro de lo que viene siendo una túnica negra, o la capa de Batman, o la capa de fétido Adams, con el pelo de color rojo/lila de punta a jirones cual son goku, y media frente pintada del mismo color. Para aderezo, le pusieron papel de plata en la cabeza, con sumo cuidado, como si la intención es que llegara a quedar atractiva con eso puesto...(Mama, por qué?).

Me sentí perdido.

Todo esto escrito, toda esta historia que en apariencia de nada sirve, sirve para darme cuenta de que voy cansado, de que quizás, este año parece que voy cansado con razón, voy cansado por un motivo o por una causa, otros dirán objetivo, pero me gusta más decir una causa, aunque luego en grupo diga un objetivo.

Llevo varios meses evitando el turno de noche, madrugar y aprovechar se le dice, y procuro hacerlo, aunque a veces no lo haga del todo, y como este fin de semana, me embarque de buena fe en el fragor de la sana noche, (mi noche).

Procuro hacerlo para coincidir con mi equipo, (cuando voy), con mis amigos para no hacerlo solo, para motivarme y tener referencias, para recargarme de melanina al sol, aún más ahora, ya que se acerca este verano tan deseado.

La nueva norma son 6 días a la semana de entreno, ya que según me contaron, Dios dijo que el séptimo día se descansa, y bueno, no quiero ser yo el que contradiga tan bondadosa observación. (Ya fui pecador cuando no paré 10 días seguidos). De esos 6 días, doblar disciplina en 4 días, superando las 4h de entreno por cada día de esos 4.

El efecto por ello, sumado al trabajo, es el ocurrido en la peluquería. Voy cansado, pero voy contento.

Habrá que seguir. No quiero parar ahora. Lo bueno, es que nada me lo impide, y todo me empuja.




Cuidaros y ser felices.

3 comentarios:

Mariposa de pico largo dijo...

Admiro tu fuerza, levantarte a esas horas, irte a entrenar diriamente para poder alcanzar esa "causa", no debe ser fácil, pero seguro que aún así dentro de ese sufrimiento disfrutas al máximo.
Recuerda que el descanso es necesario, ese cansancio tuyo te lo viene pidiendo a gritos.
Un fuerte abrazo y ánimo!!

iosu dijo...

Hola Io, En Ishigaki se celebra un famoso tri.. habia mucha gente local entrenando, me acorde de ti, animo y sigue con esa fuerza de voluntad...

io dijo...

Mariposa: bueno, másdigno de admirar es quien hace esto, con hijos, y mujer, y mayores compromisos. En mi caso no deja de ser fácil, y un gusto. :-)

Iosu: no sabes lo que me gusta ver tus entradas de este viaje, y las ganas que tengo de ver más entradas al respecto... Ha debido ser un gran viaje, y una opción a seguir. :-) Un saludo amigo.

Travesía vuelta a nado a Formentera Respiralia 2017

He conseguido plaza para la edición de este año. Quiero comenzar resaltando este hecho debido a que las 240 inscripciones se agotaron en ...