jueves, 2 de julio de 2009

Uno más, se hace el camino


Siempre me ha gustado sentir los nervios previos a una carrera, ya sea puntuable o no puntuable.
Mi madre siempre lo nota a primeras de cambio, no haciendo yo muchos motivos para denotarlo, pero aún y así ella lo nota...
El día de antes suelo estar más pensativo, concentrado cual triatleta Pro...me dirás para que...pero me pongo así.
Siempre me gusta una vez puesto todo en su sitio en la zona de box, observar a los compañeros junto a los que voy a competir. Busco la espalda de nadador, las piernas de ciclista, y al gacela corriendo.
En esta ocasión, la espera fue de 1h30min. desde el inicio del triatlón para los no federados, féminas y juniors...así que ante el incesante calor, y observando bien al resto, me acosté literalmente en la arena a la sombra del arco de salida, junto a Freddy y javi Garrido unos muy buenos 20 minutos, en los que creo perdí el conocimiento algún rato que otro.
Nunca me gusta calentar en bici o corriendo antes de un tri, solo prefiero nadar hasta donde no hay ningún triatleta, y observar como DECENAS de medusas del tamaño de una lámpara de comedor, purulan por el fondo marino.
Dan opción a usar el neopreno, pero el neopreno es perfecto para el mal acostumbramiento a flotar sin esfuerzo, así que no hago uso de el, y solo voy de estreno con mi bonito mono Scott.
Justo antes de la salida una teórica estrategia de amigos, normas sobre seguridad y salida hacia el mar.

Natación extraña para mi, el mar tranquilo pero aún y así, extraña...no consigo mi ritmo de brazada, y los ojos se me van hacia las medusas en cada inmersión de la vista creando una sensación rara...esa sensación en la que en principio creo pensar que era una bolsa en mi mano, resulta ser una de las lámparas marinas, y lo que al principio parece solo un empujón, se torna en un intenso escozor que me acompaña todo el día...

Aún y con eso consigo ir en cabeza de mi grupo intentando buscar con la vista al grupito de cabeza para tener referencias, y veo salir a triatletas en lo pequeños instantes que me deja la respiración, pero no ubico su identidad ni mi posible puesto, así que sigo tirando con los GOLPES que alguien me da en los pies.

Es emocionante llegar a la orilla y ver a centenares de personas que te aplauden y animan, muchos no saben ni quien eres, o quizás tan solo les suenes de algo, pero te animan para que vayas a tope a por los de adelante, y en ese momento de agonía corriendo sobre la blanda arena mojada, intentas poner la mejor cara y saludar con un gesto a los conocidos que han ido a verte.

El momento de comenzar a pedalear una vez me calzo las botas, siempre me da mucho miedo, es al límite y a la caza del grupito que tienes a 25 metros...y recuperar 25 metros en bici no tiene explicación sobre el esfuerzo que supone...tus músculos quieren reventar...pero los ves llegar y sigues, y los coges, y les aprietas para que se queden, y te siguen y te aprietan, y te piden relevo, y ves que caen dos y sigues con uno, y vas a muerte hasta que se une otro que vuela en bici y te dice que te cojas a rueda, y lo haces...y pedaleas a morir con el y con el que nos acompaña detrás, y te das cuenta de que una moto de la organización se pone delante tuyo y toca una bocina al pasar por el público, y un speaker anuncia que somos el grupo perseguidor, y se te ponen los pocos pelos de punta...

Descalzarse las botas en marcha es un arte, dar los últimos pedales descalzo es curioso para la foto, y rodar 10 metros apoyado en un pedal a un lado de la bici es espectacular rodeado de tanto público aplaudiendo.

Pero eso pasa en escasos segundos, y de nuevo pienso en lo que tengo que hacer. En que debo dejar la bici sin quitarme el casco, y después quitarme el casco y ponerme las zapatillas de correr, y debo hacerlo rápido y dejar a mis compañeros de bici colgados detrás mio, y lo consigo y salgo bien...pero mis gemelos quieren estallar y yo no quiero parar, mucha gente mirando y mucha vergüenza que pasar...así que sigo, y poco a poco se recuperan y me ayudan a seguir, y a correr lo que mis 82 kilos me dejan...

Y me emociono al ver que voy de los 15 primeros, cuando me cruzo con los líderes y hago el recuento, y sigo corriendo he intento ir más rápido...y a parte de pasarme 5 gacelas corriendo...se me pasan por la cabeza muchas cosas, buenas y malas, recuerdos y personas.

Posado para la foto del colega que aún está por enviar, saludo a todas las personas que me aplauden en mi llegada en solitario...(momento increible y curioso para mi), y cruzo el arco de meta.

Me inflo a beber como si de un caballo se tratara, y a discutir la jugada con los compañeros.


Pd: gracias al triatleta con el que disfruté del circuito de bici, por las bromas que hicimos, y por los relevos a muerte que me obligaste a hacer. Espero ese email.
Gracias Robert por nuestra estrategia y perdona por no darme tiempo a enlazar en bici. Buena conversación al final. Todos tenemos historiones, y todos salimos adelante. Ánimo.



Esto es lo que viví en el triatlón de Calafell, uno más para la lista, y uno más que hace camino para el objetivo.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo estas haciendo verdaderamente bien, me alegra saber que vas cumpliendo tus metas deportivas... ya queda menos para ese 4 de octubre sigue asi!

Un beso delfin!

Anónimo dijo...

Hola, me alegra que te vaya bien las cosas en el triatlon.

Hoy he hablado con un compañero tuyo, creo. Ha venido a Gavá a entrenar a los niños de triatlon.

Espero verte pronto.

Saludos, MARINA.

david tripiana dijo...

Anónimo: gracias!, por suerte se cumplen muchas más metas...y si, el camino hacia el 4 de octubre cada vez es más corto...

Anónimo2: Hola Marina!, pues imagino que sería Iván con los crios de la escuela...y como ya no entreno en esa piscina...pues poco nos vemos!, pero algún martes me escapo...
Un beso!

Anónimo dijo...

Pues espero verte este martes ;-)

Anónimo dijo...

ppppppppp

Parte 2 (5,3km): Travessia Neda el mon illes Medes per la Marató de TV3. Crónica.

- Continua... Fotografía en la que se observa el recorrido de la primera travesía, bordeando la costa, así como el recorrido desde la ...