jueves, 9 de julio de 2009

Shelby Cobra 427 de 1965


La situación llega a ser repetitiva, incluso al comenzar a dialogar noto como textualmente mi cabeza va cogiendo calor y se me nubla la vista...me gusta escuchar su voz y saber que está ahí, pero no de esa manera, no con el mismo guión aprendido de tantas otras actuaciones...

Eludo palabras y no hago caso, o si hago caso pero no las escucho, o si las escucho pero no las entiendo, o si las entiendo pero me duele reconocerlas, pero las acabo reconociendo y me pregunto el por que...

Duele separar y escoger...separar porque no es una manzana podrida dentro de mi cesto...escoger porque no es el color de la chapa de mi coche...hay mucha raíz y mucho fruto recogido en forma de risas, momentos y sentimientos, y esa raíz es sólida como la del mayor de los robles.

El principio me supera, y me obliga a seguir liviano de culpa, pero pesado de sentimiento, por lo que la estabilidad se encuentra más que mermada, y no paro de agarrarme en ramas que no me llevan a una copa fiable...y verde.

Miro atrás y rememoro momentos a los que no quiero juzgar, a los que simplemente...me contento recordando como buenos, como algo que forjó algo "inconducible", pero lleno de emoción...tal y como un Shelby Cobra 427 de 1965.



(Esto es solo un escrito basado en un recuerdo, que hoy ha venido a cuento.), (mañana quito esto). ;-p

Cuidaros y ser felices!!

No hay comentarios:

Parte 2 (5,3km): Travessia Neda el mon illes Medes per la Marató de TV3. Crónica.

- Continua... Fotografía en la que se observa el recorrido de la primera travesía, bordeando la costa, así como el recorrido desde la ...