viernes, 12 de diciembre de 2008

El día 13

Se acerca apresuradamente el gran día 13.

Un día en el que los sentimientos estarán a flor de piel...

Sentimientos que por fuerza se unirán en un solo día, intentando por su parte
demostrar entereza y saber estar... estar por encima de toda situación y disfrutar de ese día 13.

No importa quien haya, no importa quien mire o piense, si importa lo que sucederá ante el altar y también las miradas que se cruzarán.

Muchos pensamientos y soluciones se le plantearon, muchas en caliente y muchas en frío...en todas se pillaba los dedos y en todas se sentía perdido.

Muchos consejos se le brindaron, tan dispares como locuaces, tan radicales como serenos...

Un amplio abanico de consejos a los que si se acercaba sentía frío, y de los que si se alejaba sentía calor...

Finalmente optó a tirarse de cabeza sin pensar, cual niño de 11 años desde la piedra de 10 metros, cayendo a plomo hacia el agua casi congelada del lago y su impredecible fondo.

Esperando y temiendo ese cambio brutal de temperatura que hace se olvide cualquier pensamiento negativo y positivo durante unos instantes...momento similar al del orgasmo.

El día 13 se verá, pero sobre todo, se disfrutará.



A cuidarse y a mirar de serlo...