sábado, 12 de julio de 2008

Melancolía...

La recuerdo sentada al final de la oficina, siempre con sus rizos y su sonrisa eterna. Tenía los ojos tan grandes y llenos de vida como el Sol, y cada vez que entraba a recoger alguna documentación o simplemente a beber en la fuente de agua, me resultaba imposible dejar de mirar aquella preciosidad...

Recuerdo que para llegar hasta la oficina, tenía que caminar unos 300 metros a través de toda la empresa, saludando una y otra vez a los compañeros que en alguna ocasión, me miraban atónitos por verme tantas veces al cabo del día...

Y no es de extrañar, ya que mi labor distaba mucho de la que llevaba a cabo estando ella en la empresa, ya que me escaqueaba una barbaridad del trabajo...solo por verla ese instante, en el que rellenaba una y otra vez la botella de agua que me acompañaba en mis incansables viajes de prueba.

Pocas veces hablamos, pero recuerdo casi la totalidad de las conversaciones, ya que cada vez que lo hacíamos, nos olvidábamos de nuestro alrededor y personalmente...me sentía ipnotizado.

Recuerdo tantas noches en mi terraza, solo hablando con ella, estirado en la amaca mirando las estrellas, tan solo, hablando con ella, conversaciones interminables en las que salía lo mejor de los dos, y lo mejor...nos lo regalábamos el uno para el otro sin dudarlo.

Con el tiempo...nos declaramos, lo dijimos, y lo planeamos...pero no pudo ser, circunstancias y emociones unidas, demostrándonos de ese modo la grandeza de nuestras personas, respetando lo presente para no estropear el futuro...

Amor imposible pero latente, siempre estarás ahí, siempre quedará el recuerdo de lo que pudo ser y que como personas adultas supimos llevar de la forma correcta, sin errores, y con sentimientos controlados por fuerza mayor...

Gran amiga eres, más que eso diría yo, a diario junto a mi, para lo bueno y para lo malo, con mis enfados de mentira que te tomas a risa...eres casi quién mejor me conoce, la que tiene más fotos mías, la que siempre me escucha, la que siempre me dice piropos y me riñe cuando me paso de listo...

La que nunca me llama, la que siempre me tiene en vilo...la que hace que circule por esa calle, y hace que mire ese lugar...

Eres grande niña, y sabes que este escrito es para ti.

TQM.



(Me voy de viaje... pasarlo todo lo bien que podáis, visitarme todo lo que podáis, poneros morenos/as todo lo que podáis sin pillar melanomas, entrenad lo justo y nadar mucho...y sobretodo CUIDAROS Y SER FELICES!!!)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Millones de gracias por estas lineas llenas de ternura y cariño que me has dedicado... me has hecho revivir momentos inolvidables!!
aysss que tiempos aquellos, quien tuviera una maquina del tiempo ehh?
jeje
Besitos niño!

Inmaculada dijo...

ME HA EMOCIONADO!!

CUANTOS AMORES IMPOSBIBLES HAY POR DEJARSE LLEVAR POR LA RAZON Y NO LA LOCURA

david tripiana dijo...

Anónimo: no se merecen, ya lo sabes...

Inmaculada: pués si, la vida es dura, pero a su vez bonita...hay que saber sacar lo mejor y educarte de las experiencias vividas...que voy a explicar que no se sepa ya...besos y gracias por escribir.

Parte 2 (5,3km): Travessia Neda el mon illes Medes per la Marató de TV3. Crónica.

- Continua... Fotografía en la que se observa el recorrido de la primera travesía, bordeando la costa, así como el recorrido desde la ...